Subtitulado


Los subtítulos son una parte crucial de su producto de vídeo. Deben hacerse bien.

Como cualquier aficionado al cine internacional sabe, el subtitulado es un negocio peligroso. Las palabras son cruciales en la mayoría de los vídeos y películas. Si las palabras no son las correctas, la película o el vídeo pueden resultar incomprensibles. Peor aún, unos malos subtítulos pueden transmitir un significado no deseado, desorientando a los espectadores. Además, cuando queda claro que están equivocados, pueden provocar la risa en el peor momento posible. Por el contrario, unos subtítulos traducidos de manera ingeniosa y precisa pueden mejorar su película o vídeo de una manera increíble.

¿Quién necesita los subtítulos?

Los servicios de subtitulado son necesarios para cualquier vídeo dirigido a una audiencia internacional. Algunos de sus usos son los siguientes:

• Una empresa que ilustra las ventajas de su producto a través de vídeos en su sitio Web.

• Un estudio que distribuye un largometraje en mercados extranjeros.

• Vídeos de información pública que necesitan ser subtitulados para que sean accesibles a personas sordas o con dificultades auditivas.

• Plataformas de aprendizaje en línea que alojan lecciones y clases en vídeo que necesitan llegar a una audiencia internacional.

• Una compañía de software que aloja vídeos instructivos en su sitio web o YouTube.

La lista es interminable.

¿Qué incluye el subtitulado?

Aunque parezca simple, en realidad, hay una serie de tareas que deben llevarse a cabo antes de que el espectador pueda ver los subtítulos en la pantalla.

Generalmente, los textos de los subtítulos se encuentran en formato SRT. Esto implica la transcripción del discurso a partir del vídeo original.

Traducción de los subtítulos al idioma requerido.

El texto traducido se adaptará y dividirá en unidades, segmentos que se muestran en la pantalla.

Estos se sincronizarán y se montarán para crear un archivo formateado para la subtitulación (generalmente FILL IN).

Finalmente, por supuesto, nos encontramos con la edición técnica para incrustar los subtítulos en el vídeo.

La traducción de subtítulos puede ser la tarea más ingeniosa de todas. Esto se debe, en parte, a que un segmento del discurso dado puede ser mucho más largo o más corto en un idioma que en otro. También puede requerir un contexto más amplio para que las personas con otro idioma y cultura lo puedan comprender. Se requiere verdadera experiencia para asegurarnos de que el estilo y la actitud del original se transmiten correctamente en los subtítulos.

Servicios de subtitulado de PoliLingua

PoliLingua es una empresa de subtitulación y, por ello, trabaja con traductores de subtítulos que son hablantes nativos del idioma de destino. Estos traductores garantizan que sus subtítulos suenen bien y cuenten la historia correcta a su público. Otros miembros del equipo manejan los aspectos técnicos de sincronización, formato de los subtítulos y, cuando sea necesario, incrustación de los subtítulos en el vídeo. Los archivos de los subtítulos se pueden suministrar en cualquier formato compatible que pueda necesitar. PoliLingua le proporciona la seguridad de que su vídeo se adaptará correctamente a todas sus audiencias alrededor del mundo, sin importar dónde vivan o qué idioma hablen.

Generalmente, las tarifas de subtitulación se establecen por minuto de vídeo original. Podemos ofrecerle una cotización detallada en función de las características específicas de su proyecto, como idiomas de origen y destino, plazos, calidad de sonido, etc. Hablemos sobre cómo podemos ayudarle a alcanzar todas sus audiencias objetivo. Póngase en contacto con nosotros para obtener más información o para solicitar un presupuesto.

 

Habla con nosotros ahora

o solicitar un presupuesto detallado