Si su empresa necesita traducir una gran cantidad de documentos, o está buscando reducir los costes de traducción en general, es posible que haya considerado el uso de la Traducción Automática (MT) o una combinación de Traducción Automática y Posedición por un traductor humano (MTPE).

Ambas pueden ser una buena opción en ciertos casos, pero para decidir cuál es la mejor alternativa entre la MT o la MTPE en un proyecto específico, necesita estudiar otros factores además del coste.

¿Qué combinación de idiomas necesita traducir?


Mucha gente sabe que la traducción automática ha dado grandes pasos desde su introducción en el mercado. Gracias al avance en la tecnología de procesamiento electrónico de datos, sigue mejorando constantemente. Sin embargo, la MT funciona mucho mejor en algunas combinaciones de idiomas que en otras.


En general, la traducción automática funciona mejor entre el inglés y las lenguas europeas. Con traducciones de idiomas no relacionados, como el inglés y el japonés o chino, los resultados por lo general no son tan buenos. Esto se debe a que el inglés y los idiomas europeos tienen estructuras gramaticales que están relacionadas.

 

Además, hay más probabilidades de correlaciones 1-1 entre los idiomas de origen y destino. La traducción automática se puede desenvolver mejor en esos casos que cuando se tiene que enfrentar con las ambigüedades de traducir entre idiomas muy dispares.

¿Qué nivel de exactitud necesita?


Otro punto importante a considerar cuando se decide entre traducción automática o humana es el uso previsto del documento traducido. Si la traducción es para uso interno, y principalmente se necesita con el fin de comprender el significado básico del texto original, en ese caso la traducción automática puede ser una buena opción.


Sin embargo, si el documento está destinado a ser publicado, exhibido de alguna forma o contiene lenguaje especializado que necesita ser traducido de forma fluida y precisa; en ese caso la traducción humana sería la mejor opción. Incluso después de la posedición por un ser humano, una traducción automática raras veces será adecuada para usarla de cara al público.

¿Qué tipo de texto es?


La traducción automática a menudo puede hacer un buen trabajo con texto que ha sido escrito en un lenguaje sencillo, claro y directo. Pero no funcionará bien con sutilezas o juegos de palabras.

 

En la práctica eso significa que aquellos documentos como instrucciones de uso, recetas u otros tipos de textos con lenguaje formulaico pueden ser buenos candidatos para la traducción automática. 

 

En cambio, los documentos con lenguaje muy técnico o con muchos de juegos de palabras y sutilezas, suelen producir resultados poco inteligibles.

¿Cuál es su presupuesto?

La traducción automática es, por supuesto, una solución más barata que la traducción humana. Pero esto sólo debería ser el factor decisivo si los otros factores a considerar también apuntan hacia la traducción automática como una opción viable.

 

El precio no puede ser el único factor decisivo, porque la traducción automática y la traducción humana en realidad no son el mismo producto. Son dos productos diferentes que satisfacen necesidades distintas.


Si su necesidad principal es un borrador de la traducción que le permita entender el significado aproximado de un documento, entonces las diferencias de presupuesto se convierten en el factor decisivo. Pero si usted necesita que la traducción sea de alta calidad, se pueda leer de forma fluida y fácil de comprender; en ese caso es mejor que pague por una traducción humana.

 

Incluso después de la posedición humana, una traducción automática nunca va a alcanzar el mismo nivel de calidad que la traducción hecha de principio a fin por un traductor humano cualificado.
 

¿Qué tamaño tiene el documento y cuáles es su plazo de tiempo?


La traducción humana lleva su tiempo y en algunos casos es posible que necesite un documento más rápido de lo que un ser humano puede traducirlo.

 

A veces, una agencia puede dividir un documento muy largo entre varios traductores con el fin de acelerar el proceso, pero si usted está ante una verdadera urgencia, en ese caso la traducción automática con una revisión rápida por un editor humano es su mejor opción.


Elegir entre traducción humana o automática es una cuestión de evaluar sus prioridades y seleccionar el producto de traducción que mejor se adapte a sus necesidades. Cuando la calidad, la fluidez y las sutilezas son lo más importante, entonces es mejor pagar la tarifa más alta por una traducción humana de alta calidad.

 

Cuando la velocidad y el precio tienen prioridad sobre todo lo demás, en ese caso la traducción automática con posedición humana puede ser una buena opción. Sin embargo, es esencial tener en cuenta que los resultados serán diferentes.