Publicar un libro no es tarea fácil, pero una vez que lo hayas publicado no hay razón para no dar el siguiente paso. Muchas veces los escritores no se percatan de la inmensa recepción que tienen sus libros en otros países. Por esta razón, qué sentido tiene hacer que los seguidores de tus libros tengan que recurrir a traducciones clandestinas para poder leerlos. Pero, la traducción de libros no es tan sencilla de hacer y los escritores tienen muchas dudas con respecto a este proceso. Es por esto que, vamos a darle respuesta a las preguntas comunes que todo escritor tiene a la hora de pensar en la traducción de uno de sus libros. De esta manera, podrás aclarar todas tus dudas y contar con los mejores servicios de traducción para tus libros.

¿Cuáles son los aspectos fundamentales que debes considerar para traducir tu libro?
Para traducir tus libros tienes que primeramente organizarte porque si no organizas el proceso de traducción, el producto final podría estar lleno de errores. Por esta razón, traduce el libro parte por parte y solo pasa a la siguiente parte una vez la anterior haya sido perfeccionada. Al delimitar el trabajo de traducción, vas a garantizar que no se te escape ningún error que arruine la profesionalidad de la traducción y tu prestigio como escritor.

¿Realmente vale la pena traducir tu libro?
Esta es una de las preguntas más comunes porque los escritores tienen un poco de miedo que la versión traducida no tenga el mismo éxito que la versión original. Además, en muchas ocasiones no nos sentimos preparados para dar el paso para llevar nuestro libro a otros idiomas. Sin embargo, hay muchos elementos que no son relevantes a la hora de traducir tu libro como el género o el idioma original; y justamente tenemos que aclararlo porque son limitantes que los escritores se colocan antes de si quiera saber lo que necesitan para traducir su libro.

La rentabilidad de traducir tus libros va a depender de múltiples factores como la receptibilidad del libro en su país de origen, es decir, si el libro maneja buenas críticas, audiencia y ventas, es muy buena opción traducirlo. Por otra parte, puede que traducir tu libro valga la pena si lo que buscas es aumentar tu credibilidad como editor ya que, esto te dará más seriedad como autor. Además, no necesariamente tienes que pasar por todo esto solo.

Si trabajas con una editorial, muchas de estas cuentan con servicios de traducción. Entonces, puedes vender los derechos de traducción de tu libro para la venta en el exterior. Aunque, también puedes reclamar los derechos para hacerlo tú mismo.

¿Qué idiomas debo escoger para traducir mi libro?
Esta es sin lugar a dudas la pregunta que todo escritor se hace luego de decidirse a traducir su libro. Y por supuesto, como no hacerla si es básicamente el punto crucial para que la traducción de libros como tal tenga o no éxito. Pero no te desesperes ni te apresures porque hay ciertas consideraciones que debes tomar. Primero, debes de evaluar cuáles han sido los países que han tenido una mayor receptividad con tu historia o tus libros antes de si quiera pensar en buscar los servicios de traducción. Después de todo, no podemos pretender traducir nuestro libro a ruso por ejemplo y que no haya nadie que haya leído nuestras historias antes en este país.

Una vez hayas aclarado los países y sus respectivos idiomas, trata de enfocarte en aquellos países que cuenteen con librerías en líneas. Este aspecto es clave para el éxito del lanzamiento de la traducción de un libro. No podemos olvidar que las librerías en línea son de fácil acceso y como la distribución es a través de la red hay más posibilidad de hacer una auto publicación. Por otra parte; también puedes dejarte llevar por el más confiable, el inglés. A pesar de que te pueda parecer que el mercado de la literatura en inglés es muy competitivo, no temas. Lo que ves como un obstáculo es una ventaja porque el mercado literario de este idioma es inmenso.

Por esta razón, la traducción de libros en ingles tiene más posibilidades de tener éxito y abrirte las puertas hacia otros mercados.