Compartir historia

“La determinación de precios es, de hecho, algo muy simple y sencillo. Los clientes no pagarán un centavo más del valor real del producto”– Ron Johnson

La determinación de precios es una de las clásicas “4 P” de marketing (product, price, place, promotion [producto, precio, lugar, promoción]). Los precios que usted fija impactan en cómo el mercado percibe su oferta. Estos precios envían un fuerte mensaje al mercado donde opera; deben ser acordes al valor que usted ofrece.

Dado que la propuesta de valor de los servicios de traducción es eficiencia operativa, sus precios deben ser extremadamente competitivos. Un 1 % de mejora en su estrategia de precios puede aumentar hasta un 11 % sus ganancias. En la industria de la traducción, un proyecto necesita una determinación de precios precisa según sus características particulares.

Investigamos las tarifas en la industria de la traducción y nos encontramos con la siguiente estructura de precios:

  1. Por palabra

 Este es el cálculo más habitual y común que se encuentra en la industria. Los precios por palabra son muy convenientes y justos para todas las partes involucradas. Los precios pueden variar ampliamente y a menudo son mucho más bajos que el resultado del cálculo bruto porque cada cotización se personaliza según las necesidades específicas del cliente. Además, depende del tipo de contenido: estándar o técnico. Sin embargo, en líneas generales, la tarifa en 10 idiomas objetivo y según 75 LSP (proveedores de servicios lingüísticos) en los Estados Unidos es de 0,20 USD por palabra para contenido técnico y 0,13 USD para contenido estándar. Otra encuesta sobre tarifas en el mercado europeo de traducción e interpretación indica una consistencia notable en todas las combinaciones de idiomas. En el caso de servicios de traducción, la tarifa promedio parece ser alrededor de 0,15 EUR, un precio bastante razonable si se considera que muchas agencias de nivel mundial ofrecen a los clientes finales un precio más bajo.

Pero, según la experiencia de la industria, la traducción de inglés a español, por ejemplo, conlleva un texto mucho más amplio debido a la comprensión del contexto.  En otras palabras, 2000 palabras en inglés se convierten en 2400 en español una vez que la traducción se termina, y el precio llega a niveles muy elevados.  Algunas compañías cotizan “por mil”, es decir, por mil palabras. De esta manera, si la traducción se cobra en territorio estadounidense, un artículo de 2000 palabras costará alrededor de 400 USD.

2. Por línea

En Europa Central, los precios de traducción a menudo se basan en líneas estándar y en el idioma objetivo. Esta es la base habitual de cálculo para traducciones de dificultad normal, haciendo que las comparaciones de precios sean más sencillas. Una línea estándar contiene 55 caracteres, incluidos los espacios entre palabras. En este caso, los precios varían de 1,50 a 2,20 EUR.

Usemos como ejemplo el idioma alemán. Si se debe traducir un texto de alemán a inglés, el texto objetivo tendrá más palabras que el texto fuente. Muchas agencias prefieren cobrar por línea; en este caso, según los estándares europeos, 1 línea equivale a 55 caracteres con espacios en el idioma objetivo. Al parecer, este es el estándar, y el cálculo es sencillo. Sin embargo, se vuelve difícil cuando necesitamos comparar tarifas de palabras vs. líneas. Porque, por ejemplo, en el caso de la traducción de alemán a inglés: 1 línea consta de alrededor de 8 palabras.

3. Por página

Algunas compañías cobrar las traducciones según el número de páginas del documento. El precio por página funciona bien en los casos de documentos en los que no se puede realizar un conteo electrónico de palabras. Un buen ejemplo de esto podría ser cualquier documento escaneado a un archivo PDF, como registros médicos, documentos de tribunales. Generalmente, la compañía de servicios lingüísticos cobra alrededor de 100 USD por página.

Por ejemplo, las agencias de traducción italianas prefieren calcular el costo de sus proyectos de traducción por página. Como ya mencionamos, los estándares europeos calculan que 1 línea tiene 55 caracteres con espacios en el idioma objetivo. De este modo, un documento traducido de inglés a italiano tendrá más caracteres en el idioma objetivo.

4. Por hora

No es habitual que las compañías cobren servicios de traducción por hora porque es subjetivo. Resulta difícil calcular la cantidad de esfuerzo que cada proyecto de traducción conllevará. Los precios por hora son más adecuados para la edición y actualización de contenidos que ya se tradujeron. 

5. Tarifa fija

Es posible acordar una tarifa fija en traducciones de chino u otros textos con caracteres CJKV (chino, japonés, coreano, vietnamita). Los precios por palabra y por página no tienen sentido financiero para ese tipo de proyectos. Cabe mencionar que algunos proyectos no pueden calcularse por página, sino según el volumen o cantidad. Generalmente, estos proyectos exigen gestión de proyecto adicional, investigación y servicios extra. Este tipo de proyectos a menudo incluyen textos escritos a manos, páginas escaneadas, contenido de ingeniería y proyectos de reescritura.

6. Precio mínimo

Los precios mínimos que cobran las compañías de servicios lingüísticos son, en general, para proyectos pequeños, que se consideran documentos de hasta 250 palabras.

7. Personalizado

Existen otros factores que dan forma al precio del servicio de traducción que se ajusta a un proyecto individual:

  • la complejidad del tema

  • la combinación de idiomas 

  • un descuento por el compromiso continuo con un cliente que busca formar una sociedad basada en el volumen de trabajo constante.

  •  los plazos de entrega más cortos para el servicio de traducción exigen una tarifa de urgencia más alta.

  • en general, los servicios relacionados de edición y revisión se cobran por separado.

 Ahora que cuenta con información detallada sobre los modelos y las estructuras de las tarifas de los servicios de traducción, esperamos que diseñe precios de servicios buenos y atractivos. Al fin y al cabo, lo importante son los resultados, no importa el cálculo que haya hecho.